La vida es un continuo trabajo: te despiertas y cada nuevo día te trae lo mismo de siempre, igual pero distinto... esa diferencia que te aporta es lo que hace que tu vida sea maravillosamente diferente.

jueves, 31 de marzo de 2011

Llega abril

FINALES DE SEPTIEMBRE: Llegamos al piso, Madrid nos da la bienvenida con sol y mucho calor. Lara va a clases y yo (por favor si alguien sabe el porqué que me lo explique porque sigo sin entenderlo) me acostaba a las 22:00 y me despertaba a las 08:00 sin tener clase. Resumo los días de ese mes como muy buenos.

OCTUBRE
: Empiezo el nuevo curso con ganas, pero como la mayoría de las cosas buenas que se acaban, esto termina pronto y empieza la sensación de agobio... "todavía quedan nueve meses... puuuf". A nosotras la cuesta de enero nos llegó antes, pero al final supimos llevarlo bien. El primer mes de convivencia, de contacto con Madrid... estuvo bien.
NOVIEMBRE: excepto los domingos no existen los días de bajón en este piso. Cambios... pero todo bien.
DICIEMBRE: familia, miedo, muerte y mierda... muchas "emes" pero al final Medito y... Mudo la "eme" por la "pe" de... Positivo.
ENERO: frío, propósitos nuevos y promesas. Empezamos de nuevo... me pregunto de qué es la "pe" de la vida.
FEBRERO: La vida sigue, que buena.
MARZO: llega el sol y, hasta ahora, todo avanza; no sé como lo hace pero siempre pasa, todo siempre pasa.
ABRIL: Bienvenido abril... la rima fácil no por favor que yo me he quitado el sayo hace ya tiempo.

Llora si quieres hacerlo y hablale si tienes ganas.


(((maca)))

Mejor a color


Venga anda, que no se te caigan los sueños. No los tires, dejalos ahí: casi a tu alcance, pero no al lado; no los desprecies, no digas que ya no puedes por esto o por aquello... Si no soñamos, si no apostamos, somos menos que nada. Eso creo.
No sé cuanto vale mi opinión, para mí bastante obvio... espero que a ti te ayude, no sé. No me gusta ver que la gente se derrumbe, se venga abajo porque algo ha salido mal o diferente a como esperaba; entiendo la reacción pero también entendería que justo eos te hiciese cogerlo con más fuerza. Siempre me he explicado mal...


Yo voy a aprovechar los rayos de sol, te invito a que tú también lo hagas y oye, si tenemos suerte... quizá consigamos ponernos morenos.


P.D. Garbancito... cada día tengo más ganas de comerte, a besos. (Si suena cursi lo siento pero no puedo evitarlo con esto.)

miércoles, 30 de marzo de 2011

Iluminar

Quema el sol a través del cristal, ya he cerrado la ventana. Días como este se empiezan facilmente bien, casi sale sola la sonrisa y entran ganas de quitarse la ropa y que el sol caliente más.
Subo a la terraza, es pronto todavía y da gusto ver cómo está el cielo, tan abierto a todo, claro como algunas ideas; no hay nubes grises, solo alguna blanca y parecen palpables, suaves... pesan menos que las demás.
Nada. No hay nada más y tampoco lo busco.
Me tumbo y la cabeza se va, antes de darme cuenta ya estoy muy lejos; que cada poro vibre al sol.
Calor. Que bueno.



(((maca)))

Telegrama... stop

Yemas frías.
Mis dedos contra el teclado.
Titubean tu nombre.
Te echo de menos.
Hoy más que ayer.
Lo llevo mejor creeme.

...

Hoy te ví en el espejo.
Creí verte.
Me ví guapa.
Estabas en mis ojos.
Tu fija mirada.
Limpia.
Clara.
Te ví.
Me estoy volviendo loca.

...

Cuidala.
Te quiero.




(((maca)))

lunes, 28 de marzo de 2011

Bocadillo de chocolate


Me gusta que haya empezado la primavera y yo siga sin saber que es la lana, me gusta que me digan que vuelvo a tener el pelo largo (casi).
Me gusta que llueva y llevar mis botas y la capucha, me gusta ir andando al ritmo de la música.

Tenía unos 8 o 9 años e ibamos allí casi todos los fines de semana. Iba con mis padres en el viejo coche gris oscuro alargado, el que tenía los mismos años que mi vida, Miguel y Javi siempre se venían, las niñas ya hacían sus propios planes y Manu... a veces venía y otras veces se creía demasiado mayor para eso, era adolescente claro.

Era genial llegar allí, por carretera era excatamente el mismo recorrido que para ir a mi colegio solo que esto era mucho más divertido. Llegabamos y ahí estaba el cartel:
Sporting Club Casino de La Coruña
. El portero era alto, calvo, delgado y muy sonriente, nunca nos pedía el carnet porque eramos asiduos; recuerdo que una Navidad me regaló una hucha que todavía sigue en mi casa.
Entrabamos con el coche, papá aparcaba e iba paseando con calma hasta las tumbonas con mamá, nosotros cruzabamos rápido toda la hierba para ponernos los bañadores en los vestuarios. Mamá tomaba el sol y papá fumaba mientras leía el periódico. Nosotros nos metíamos en la piscina y nos tirabamos ahí toda la tarde.

- ¡Mamá, mamá mira como hago el pino!
- ¿Papá has visto cuantas volteretas he dado? ¡Seis! Miguel esa últim ano ha valido, más bien has hecho una croqueta... ¿nos inventamos una coreografía? Porfaaaa...

Y en realidad no sé nadar más que a lo "rana" y a lo "perro" pero oye, nado y me encanta. Que buenos eran esos días, la de horas y horas que nos hemos tirado en esas piscinas... tantas que me abrí ahí dos veces la barbilla.

Que lindo seramos de pequeños, que ingenuos... y papá y mamá... que guapos.
Ayer escuché que todos vemos a nuestra madre como la mejor y la más guapa, no creo que eso sea así en absoluto pero por favor, que alguien me diga que mi madre no es increíblemente bonita por fuera y por dentro... ¡lo llevo a un oculista! Ayer estaba con "hermanitis" y "mamitis" aguda... hoy estoy perfectamente, con ganas de todo eso, de Ferdi y de mar por supuesto pero... todo llega... calma.


(((maca)))

domingo, 27 de marzo de 2011

A pesar de que no tenga ni idea

Le gustaría ser capaz de odiarla pero no puede. Le gustaría que ella le odiase como a nadie, pero ella siente indiferencia y nada más. Entre el amor y el odio hay un paso, el lo sabe, lo ha vivido.
Quiere odiarla porque ahora la quiere como ha nadie, quiere que ella le odie por si así algún día se cambian los papeles.
Mira al cielo y la ve a ella reflejada en las nubes, en la hierba, en la sonrisa de ese niño y en la lluvia chocando contra aquel paragüas. Todo le recuerda a ella, la quiere y ella no sabe nada.



AUDIO: aunque tú no lo sepas (Q.G.)

sábado, 26 de marzo de 2011

Tiempo para llorarle

Seguir viviendo no es complicado: el diafragma casi trabajo solo, tú no tienes que recordarle que se mueva. Lo complicado es seguir adelante; ¿es una frase hecha? No lo sé, pero nadie dice "hay que segir para atrás" , ¿no? Será porque la vida está delante, y atrás solo lo que fue de ella.
Si alguien nos ha marcado, ha estado con nostros siempre y , de repente, se desvanece... ¿no entran ganas de detener el tiempo? Nos aborrece ver a una pareja de novios besarse en el portal dónde quizá algún día también nosotros, no comprendemos cómo la panadería sigue emanando ese olor de bollo horneado, cómo la vecina vuelve a destender la ropa, cómo el perro tira de su dueño.
Porqué no se paran los autobuses, porqué el mundo sigue girando y no se detiene todo a llorarte; a buscar una explicación lógica inexistente, a llorar como nosotros.
Y te preguntas cuando paso eso porque no crees que sea hace tan poco tiempo, siempre nos parecera algo demasiado cercano y muy lejano a la vez, una pesadilla o un chiste negro con nosotros como personajes.
Abres la ventana , te asomas y sigué ahí el banco dónde te sentabas con él, la acera que pisaba cada día, la señora a la que saludaba efusivamente cada mañana... todo sigue, todo menos quién se va.
Y a nosotros nos queda esa molesta y pesada sensación de angustia que nos intenta ahogarnos, queremos hacer todo lo que esa persona hacía: cambiamos nuestro color favorito por el suyo, revisamos los libros que nos recomendaba siempre y que nunca leímos... sostenemos todo aquello que nos haga creer que sigue aquí. No queremos que todo vuelva a ser como antes porque ya nada será lo mismo, pero todo es lo de siempre.
Te levantarás, desayunarás o no eso no es importante, cogerés el autobus, el tren , el metro... te saldrán arrugas hasta volverte viejo y, ¿sabes qué? esta no es la visión negativa, es la realista.
Soy real porque estoy mandandote ahora esta información y tú puedes recibirla con lo que escribo, soy realista porque te digo que avances, que si la frase es "hay que seguir adelante" es porque hay que hacerlo de ese modo. Eso no significa tirar todo por la borda, sus recuerdos, su olor, su presencia de sombra; eso no es su significado sino seguir dandole sentido a los días, como cuando estaba esa persona.



(((maca)))

viernes, 25 de marzo de 2011

Todavía brindo


Solo olerlo, prometo no volver a caer. Caigo.
Me caigo dos veces, prometo y vuelvo a estallar mi cuerpo contra el vaso.

Qué tiene el que no tenga mi vida, qué tiene él que me ha hecho perder todo lo que fui algún día. Fui joven, fui fuerte, fui valiente; entiendo que no me creas, yo también me veo hecho polvo.

Fui lo que no volveré a ser , como todos. Yo he jugado con mi destino sin pensarlo, yo he roto la balanza y he dejado caer uno a uno los cigarros. Yo he sido ese personaje de las novelas grises, el hombre gris con vida gris opaca que ha nadie le ha importado. Pero yo tuve otra vida, ¿sabes? Fue feliz, tuve una familia, tenía trabajo, estaba sano. Pasabamos las Navidades en mi ciudad y no sé qué pasó, fui suicidandome poco a poco hasta llegar a esto.

Soy un hombre gris, completamente gris. Aburrido solo pido otra copa y cuento las monedas que me quedan por si puedo jugar una partida más a esto de la vida, a ver si tengo suerte y puedo dar marcha a trás con la ruleta; a ver si tengo suerte y se acaba toda esta mierda.

¿Ves? Me irrito en cuanto alguien se me acerca, estaba acostumbrado a la soledad oscura, al humo saliendo de mi boca y a las lágrimas vacías. Me acostumbré a pasear solo, a encerrarme con mi sombra a leer libros de historia como si a alguien le interesase saber la mía, como si alguien me sintiese lo suficientemente importante como para ser escuchado. He dejado de ser eso.

No sé para qué me despierto, sé que lo hago porque nada más abrir los ojos me veo reflejado en ese espejo roto en la esquina, roto: como el sentido de todo. No soy nadie, no me creo nadie y a odio a todos. Solo pido más droga que me haga olvidar lo feliz que he sido, me gustaría creer que siempre he vivido en esto para no autocompadecerme, para que nadie sienta lástima por mí.

Me doy asco y no sé porque vivo, al final siempre acabo haciendolo y no miento si te digo que más de una vez me he jurado a mi mismo dejar todo esto y volver a empezar. Justo así he empezado a hablarte, ¿te das cuenta? Empiezo hablando de promesas, de sueños pasados, d elo que fui algún día y luego... luego vuelvo aquí, al mismo punto, maldiciendo por maldecir, escupiendo a mis zapatos para ensuciar más mi existencia.

Me duele el cuerpo, la conciencia suda escarcha que se clava fría, ardiente, contra mi alma. TOdavía tengo alma, lo sé; me bautizaron al nacer y la siento todavía. Corre de un sitio a otro buscando un espacio dónde esconderse, buscando una lugar donde no la empape la soledad ni la rabia.

Solo, estoy solo con mi alma herida. No sé porqué te cuento esto, solo soy un borracho y lo más probable es que no e interese lo más mínimo saber que fui el mejor amigo de tu padre cuando eramos niños. Dile solo si se acuerda de mí, no le digas cómo estoy, dile que sigo vivo y que llevo un traje gris oscuro; no le expliques que lo gris es mi cara, mi cuerpo, mi vida... dile que era gris, tan solo eso.



(((maca)))

Azul


Suena el mar y no está conmigo pero y qué, para eso estoy aquí, dónde quiera que esté siempre podré cerrar los ojos e imaginarme el buen tiempo, la buena compañía o la brillante soledad y, por supuesto, la costa.
Queda menos para asfixiarme en exámenes, menos todavía para el sol continuo y un poco más, pero no demasiado, para la mejor de las épocas.
Puedo hablar contigo, es un gusto saber que siempre estás. Salga el sol o llueva tú siempre estás ahí, si estoy de buen o mal humor tú siempre estás ahí; no sabes la seguridad que llegas a darme.
El otro día en clase una chica dijo "las palabras se las lleva el viento" y sí, el profesor dijo que era cierto. Yo he pensado a veces que si las palabras se escriben será más difícil borrarlas, o al menos que alguien intente olvidarlas pero me dí cuenta de que hay palabras que antes de decírlas o incluso de escribirlas ya se han ido volando.
Tus palabras en cambio se han quedado grabadas, y las que quedaron por decir me las dices en cierto modo, de otra manera pero... estás ahí.
Seguimos juntos y no olvido lo que me dijiste... "No hay problemas en la vida sino ganas. Que no te arrugue nadie porque te que no sirves"
¿Sabes? Esta noche soñé contigo. Desde la última vez que te ví nunca te había sentido tan cerca como esta noche, es una pena que los sueños no se recuerden enteros; recuerdo que estabas en tu sillón y estabas hablando solo conmigo, te tenía todo para mí. Estabas delgado pero tenías la sonrisa preciosa de los últimos meses, estabas tan tierno... Creo que en el sueño estabas bien, estabas en ese sillón porque te daba la gana y punto. ¿Sabes qué me da rabia? Que de todo el sueño solo recuerdo tu amplia sonrisa y tu mano alzandose al cielo y cogiendose a la mía, con tanta fuerza, que ahora despierta diría que fue real. Lo poco que recuerdo es eso, y que tu mano significaba lo que siempre nos has dicho y nos has querido inculcar.
Me desperté y aunque ya no tenía sueño volví a cerrar los ojos sonriendo, como volviendo a llamar a tu puerta porque qería seguir a tu lado. Creo que no tenías nada más que decirme, al menos esta noche porque fui incapaz de volver a quedarme dormida.



(((maca)))

jueves, 24 de marzo de 2011

La tragedia de Japón


Sobreviví a que me dejases plantada aquella tarde, sobreviví a nuestra historia de amor caducada y sobreviví la catástrofe. No sé dónde estás, si me oyes o si podrás volver a leerme algún día; no sé si sigues con vida, ha pasado tanto tiempo ya desde nuestra última visita... todavía te recuerdo.
Sí, estoy segura de que habrás rehecho tu vida, habrás cambiado hasta de apodo pero dime, si es que puedes hablar y entenderme, ¿no has vuelto a pensarme? ¿No te has cruzado con ninguna mujer y has soñado con que sus manos fuesen las mías? Yo todavía te pienso alguna noche, cuando me veo sola y vieja, con el cuerpo gastado y más triste que antes, con los ojos ahumados y con la vida a medias; te tengo en una foto, esa que tú rebelaste, la que te hice cuando tus ojos reflejaban el foco de esa alegría enamorada.
Te gustaba sacar fotos, hablar de como iba evolucionando la tecnología, el habla, los humanos. Eras meticuloso hasta con el más mínimo detalle y detestabas la sensación de presión que yo a veces te regalaba sin darme cuenta. Yo te veía especial y tu te definías como raro porque no te gustaban los onigiris, creo que lo que no te gustaba era el arroz pero eras demasiado orgulloso para reconocerlo. Hasta que te conocí yo no creía en el orgullo, pero nunca lo he tenido.
¿Sabes? No eras raro, eras distinto a lo popular.
Te preguntarás qué estoy haciendo, porqué ahora y no hace años cuando dejaste de venir a verme. ¿Por qué? Es mi pregunta. Porqué esta tragedia, porqué me dejaste y desapareciste y porqué hoy llora el mundo entero tu ausencia cuando yo llevo llorandote toda la vida.
Mi mundo tembló cuando te fuiste y a vuelto a temblar hoy, esta vez han llorado más personas y esta vez no solo se murió mi alma. No sé dónde estás ni si existes todavía, no sé si el mundo decidió dejarte antes de esto, si te ha llevado hoy o eres, como yo, un superviviente.
Estaba tumbada en mi cama, sin dormir, cuando sucedió todo; estaba sola, como he decidido estar la mayoría de las noches desde que no existes en mis dias. Estaba sola, con tu foto semiolvidada en una esquina de la mesilla y todo tembló: primero el suelo y los muebles, luego mi vida y el alma. Me quedé en shock y solo podía pensar en tu cara, estube.. no sé cuanto tiempo así temblando, llorando callada. Escuchaba gritos, ruidos, golpes, lágrimas...había silencios aterradores y creí escuchar tu voz.
Hace años me dejaste, ¿por qué me acuerdo hoy de tí?Porque el calor de tu recuerdo fue lo que me hizo seguir, la duda de si habrías sobrevivido a mi ausencia tantos años y a este terremoto me hizo luchar contra todo lo que se me cayó encima: con ladrillos, la lámpara de finos cristales y con tu recuerdo.
Aquí estoy, viva al fin y al cabo, ¿qué ha sido de tí?



(((maca)))

miércoles, 23 de marzo de 2011

Se apagaron nuestras farolas


Hay clases que me gustan y otras que no, hay de todo en la vida y en la universidad también. Cuando estás cansada y ya te entra la risa floja, cuando te duele la espalda y no puedes seguir atendiendo porque ya no entiendes más... ves que dan las 9 y se acaba la última clase, casi termina el día porque la mayoría de martes no suelen dar para mucho más aunque, en realidad, todos los días pueden ser infinitos si quieres.
Entonces ya no hace falta esperar al cambio de clase para abrir la ventana y respirar un poco, ya puedo salir por la puerta, bajar las escaleras y saber que en un breve tiempo no volveré a subirlas.
Salir a la calle y ver que ya es de noche y no hace ningún frío. Salir de la "Jaula" y andar por esa calle oscura. Ir hacia la parada de autobús que está a pocos minutos casi en penumbras... me encanta. Quien sabe, a lo mejor me he cruzado contigo y no hemos podido vernos.
¿Te imaginas?
Dicen que mañana va a llover, eso ya no me importa; creo que llovía la última vez que te ví. Yo no tenía frío, ¿lo recuerdas? Siempre lo mismo.
Si mañana ando por la iluminación de los coches y te encuentro en el camino, quédate un rato, de verdad que luego te olvido.


(((maca)))

martes, 22 de marzo de 2011

Parece que el amor no entiende de ironías


Si Ricardo Arjona me lo permite voy adejar aquí un "discurso" previo a su canción "Quien diría".


-"Nos gastamos más de la mitad de la vida buscando a alguien que se parezca tanto a nosotros... para que nos lo llevemos a la casa y podamos emprender una especie de aventura sentimental pero siempre decímos "tiene que ser iguala mí" como si nosotros fuesemos la gran cosa.
De repente, a uno le pasa que después de intentar buscar a una gente así, uno descubre que después del tiempo ella sale del cuarto, asoma la cabeza y dice: - "noche" y el otro le contesta -"día" porque sí, nada más. Uno dice -"blanco", ella dice -"negro", a uno le gusta el fútbol, a ella le gusta el beisbol.
Y entonces una comienza a cometer errores, uno trata de largarse del lugar pero voltea a ver, y se supone que ella tendría que estar pero se largó antes que nosotros. Uno va y busca por la vida un nuevo camino, uno busca una mujer que se parezca mucho a nosotros , una que le guste el fútbol tambien.
Y el se consigue a una chica que le gusta el fútbol, y ella se consigue a un chico que le gusta el beisbol y cada uno emprende su nuevo camino.
A mí me pasó y era impresionante cuando yo empecé a salir con esta chica porque yo decía - "hoy tengo ganas, no sé... como de ir al cine" y ella me decía que era justo lo que estaba pensando - "yo también quiero ir al cine".
Ibamos a un bar, yo pedía un trago, pedía - " a mí me dan un tequila por favor" y ella decía - "yo también quiero un tequila, me encanta el tequila".
Entonces se convierte todo, y se convirtió todo, en algo tan maravilloso, tan organizado y tan perfecto, que me bastaron catorce días para aburrirme completamente de aquella mujer.
Mientras, por el otro lado, la que se fue con el "beisbolista" se le estaba pareciendo la historia, solo que ella aguanto un poco más que yo... aguanto quince días. Al día número dieciseis nos hablamos por teléfono, nos citamos en un café; charlamos por un rato y llegamos a la maravillosa conclusión que: para ser amigos es importantísimo ser bastante parecidos y afines, pero para ser amantes y amarse no hay nada mejor en el mundo que ser distintos. Por eso escribí esta canción"

QUIÉN DIRÍA - Ricardo Arjona




(((maca)))

lunes, 21 de marzo de 2011

Si existe un final... que sea eterno

Cómo hemos llegado a esto, para qué te he conocido; para aprender.
De los errores se aprende, no sé si sabes que has sido el mejor error que he cometido en mi vida.
Tu voz al otro lado del teléfono, enfrente de mis labios, en mi cara... tu voz es la misma pero desigual. Has fallado tú o he fallado yo, no sé que ha pasado pero tal vez nos pasó eso que dice la canción "se nos rompió el amor de tanto usarlo", tal vez de malgastarlo, no lo sé.
Me gustaba la sensación nerviosa antes de hablar contigo, me gustaba sentir que volaba si eras tú quien me besaba. Me gustaba tu abrazo cuando hacía calor y frío, me gustaba tu sonrisa cálida de niño. Me gustaba soñar contigo, a tu lado.
Me gustaba lo que fuimos, si es que algún día fuimos algo.
No te voy a echar de menos porqu elos dos hemos cambiado, echaré de menos lo que hubo y lo que sentí porqu efue tan fuerte y tan profundo que me arriesgo a decir que nunca querré a nadie como a tí te he querido.



(((maca)))

Qué es la vida


Respirar y sentir fuego,
caminar, notar que picha.
Despertar y tener calma,
correr para huir de la estampida.
Gritar en contra del viento,
sonreír y sudar adrenalina.
Escamarse y perder fuerza,
recuperar la rabia a cada esquina.
Razón y corazón al mismo bando,
levántate si te has hundido.
Frío, calor,
estaciones vacías, no creas que ella te desprecia.
Cuna, manta,chuvasquero,
olor a hierba y armario cerrado.
Aroma de libro usado, de perfume de una sombra,
de un bebé en tus brazos, de tierra mojada y miñoca.
Lluvia, viento, sol y luna,
mecerte en un regazo,
abrazar sin tener frío.
Disculparse de los miedos,
combatir contra uno mismo.
Preguntar la razón del odio,
la inverosimilitud del universo.
Vacilar, cambiar el rumbo,
amar y ver el día.
Nacer y empezar,
morir y duda.



(((maca)))

sábado, 19 de marzo de 2011

Tarde


Un mensaje en el móvil, otro en la vida: un hachazo.
Día del padre, de San José o de quién sea; qué más da eso, ¿acaso nos hace más fuertes?
Qué es lo que está pasando, creo que empiezo a conocer la vida con diecinueve años. Qué ocurre, esto tiene que ser por algún motivo está claro. No creo en la casualidad, no creo en la mala suerte así qué esto estaba ya pensado.
Eso pienso, lo creo realmente pero cuando las cartas se arrugan de haber jugado tanto ... ya no sabes si tirarlas o plastificarlas y seguir barajando.


(((maca)))

viernes, 18 de marzo de 2011

Y ahora qué se dice



Cuantísimo me gustaría saber decir siempre la frase correcta, no me interesa tanto saber actuar siempre bien y en el momento adecuado... eso no porque de los errores se aprende y ¡hay tanto que aprender! Hasta me atrevo a decir que me gusta equivocarme.
En fin, vuelvo a la idea de antes, a la de saber decir siempre una frase útil, que sirva cuando alguien necesite algo más que una mirada o una llamada si no se está cerca. Seguro que te ha pasado, a mí muchas veces y se que a mucha gente también conmigo: pasa algo bueno y todos te felicitan "enhorabuena", "felicidades", "sabías que lo conseguirías"... "te quiero". Pero qué pasa cuando algo falla, no cuando suspendes un exámen y acabas dandote cuenta de que al fin y al cabo no es algo tan grave; pregunto qué pasa cuando ocurre algo serio. Ahí las palabras no son tan fáciles y las frases hechas no sirven, incluso "te quiero" sabe poco a veces.
Qué pasa cuando alguien, sin ningún motivo, te abandona, desaparece.
Qué pasa cuando un terremoto coje tu familia y tu ciudad y la rompe en pedazos.
Qué pasa cuando el amor de tu vida se acaba.
Qué pasa cuando necesitas lluvia y hay sequía.
Qué pasa cuando alguien se muere de frío porque nadie quiere cederle una manta.
Qué pasa cuando tiemblas y no entindes. Qué pasa.

Pasa el tiempo, creemos que crecemos y que eramos mejores. Pasa el tiempo y pasa gente y tenemos días de no saber qué decir a la gente; pasa el tiempo y nos toca a nosotros no escuchar lo que no saben decir los amigos.

Qué pasa cuando una enfermedad llega.
Qué pasa cuando descubres un engaño.
Qué pasa cuando en quién confiaste tu vida no es en quien confiabas.
Qué pasa.
Qué pasa cuando la vida pasa de ser vida a muerte.
Qué pasa.

Me tiro en la hierba y las margaritas me abrazan; ahí estoy, rodeada de las mejores flores, me huele a primavera pero en mi cabeza que chilla hay una voz que pregunta porqué. Me pregunta una flor qué será lo qué diré, no respondo porque para variar no sé decir la frase adecuada.

Hay gente a la que le gustaría vivir en un castillo, tener un Ferrarri... a mí me gustaría ser feliz simplemente, no digo que no lo sea, digo que me gustaría poder serlo siempre. Dicen que, si cuando pides un deseo al soplar las velas, luego se lo desvelas a alguien ese deseo no se cumple. Ya he dicho el deseo que pido cada nuevo año, cada cumpleaños y cada estrella fugaz. No sé, tal vez debería cambiarlo pero no me da la gana... ser feliz siempre. ¿Cuanto dura siempre? Eso es.


Te quiero...



(((maca)))

Rarezas

"Cuando te tropiezas dos veces con la misma piedra es porque estás caminando en círculos"- alguien acaba de poner esa frase en su twitter, la firma J.B.
Hoy puse los pies en suelo, llevaba mucho tiempo sin irme volando pero en cambio llevo varios días de puntillas para no hacer demasiado ruido. Hoy planté la suela en el asfalto, en la acera, en la hierba.
Hoy me he tirado en el suelo y he respirado margaritas, hoy, como siempre, me propongo empezar de nuevo. No sé que tiene marzo: hace que tome decisiones de las que luego me arrepiento pero esque es tan fácil equivocarse... y tan divertido elegir algo en el momento... Sí, venga, me arriesgo. Apuesto todo al color verde, al número siete y... si pudiese lo haría todo un martes trece. Será que ya llega la primavera y mi sangre se altera antes de tiempo.
Hoy todo ha sido raro.



(((maca)))

jueves, 17 de marzo de 2011

Soy pequeña


Hoy he mandado otra carta, distinto destinatario pero mismo remite.
He comprado más sellos porque sino los echaría en falta, sí, me hacen falta. Soy antigua si me gusta escribir a puño y letra y si creo que algún día serás tú quién me escriba. Soy antigua porque ya estoy más cerca de los veinte que de la decena, porque puedo tener ideas "carcas" o porque mido más que mi sobrino. Soy antigua porque hoy he comprado sellos de violines y guitarras.
Adoro lo antiguo: el sistema de correos, las parejas de ancianos, los muebles de época y los juguetes viejos. Adora las relaciones largas, las calles de piedra y la ciudad vieja. Si soy antigua es un halago, si fuese antigua me sobrarían experiecias y como de eso a nadie le sobra... sí, soy una joven de diecinueve años que todavía manda cartas.
Ahora la luz del día ya se apaga, todavía queda algún claro al final del cielo pero la noche se acerca, por favor: muy lento. Me ha gustado salir a la calle y notar el aire y la suave temperatura, me ha gustado despertarme con la delicada luz del día colandose entre las leves y entreabiertas ranuras de la persiana. Me ha gustado andar con mis botas nuevas y que al cruzar la calle el viento moviese mi pelo. Me ha gustado notar que hoy jueves 17 de marzo, se va apagando la luz del cielo y yo mientras escribo, pienso... y Damien Rice suena de fondo con "9 Crimes".
Hoy, no se porqué, me ha venido a la cabeza sin pensarlo lo primero que escribí en este blog, no recuerdo como lo titulé pero hablaba de "echar de menos", hacerlo sí, pero con una sonrisa. Supongo que recordé ese texto porque hoy eché de menos ciertas cosas de la vida que dejan de pasar con el paso del tiempo. Cojí el albúm de fotos que me hizo hace años la abuela e hice un pequeño repaso a cada fotografía, qué momentos.
Reeleo lo que escribí hace casi un año, recuerdo porqué lo hice y a la perfección lo qué sentía. Sigo leyendo y leo lo segundo que publiqué "La distancia es cuestión de gestos", buen título: interesante y cierto. Lo tercero... cuarto... y quinto creo que es de las cosas más sentidas que he escrito, las tres hacia mi padre que es, en realidad, el personaje con el que más estrujo el corazón y el cuerpo cuando escribo; "Cáncer", "Cáncer 2" y "Vida perdida". La curiosidad propia por mis escritos hace que siga leyendo y esque hoy echo de menos cada momento que hacía que se me pusiesen de punta los pelos y desvirgara un papel hambriento de tinta y de rabia. Sigo leyendo y leo ya sobre mi abuelo, ahora se me para algo dentro y sonrío si pienso en el; lo sexto que publiqué fue "Yo y la bolsa". ¿Cómo no acordarme de todo esto?
La de cosas que he vivido, la de cosas que hemos vivido un papel y yo juntos ... si no me hubiese desahogado escribiendo, si no hubiese dejado parte de mi alma con la tinta de aquellos bolígrafos... yo no sería quien soy ahora, eso es algo seguro. "The blower´s daughter" suena y mi corazón late más fuerte. Tengo ganas de abrir la ventana, gritar alto, no sé el qué, pero dejarme la garganta en ello.
No abro la ventana porque también puedo gritar en silencio, empezaré con un "gracias" y luego... no sé, regalaré un par de claveles rojos y blancos creo.




(((maca)))

El espejo refleja dos locos


Enfrente de este espejo ahí quien ve a un loco, yo veo a alguien enamorado de la vida que quiere vivirla ahora, porque este es el momento.
Veo un loco sí, un loco de atar que se ríe y busca caminos paralelos cada día. Un loco, que como loca esta la vida, se llama loco a sí mismo para enfrentarse a las locuras de cada día.
Loco, estoy loco y me siento genial. Quiero hacer locuras y hoy quiero hacerlas contigo. No pienses qué va a pasar, lo que pase pasará porque el tiempo siempre llega. No quiero que corra el tiempo pero te hago saber que como loca que soy he aprendido que el tiempo es otro loco que, a escondidas, mueve las agujas del reloj y hace que las horas pasen rápido sin darnos cuenta.
Tú decides, ponte el traje de loco y vente conmigo.
Te espero, no quiero hacer cosas normales.


(((maca)))

martes, 15 de marzo de 2011

Me gusta (capítulo primero)


No sé que me pasa, dime tú qué es esto. Consigo mantener la sonrisa, pienso más en verde que en gris y no me parecen tan grandes las distancias. Madre mía... no sé que es pero me gusta.

Me gusta salir a la calle, ver que llueve o que está el sol, me gusta pasear e incluso que el viento vaya en mi contra, me gusta estar en clase y en las nubes al mismo tiempo.
Me gusta ir en el autobús y pensar en mi próximo viaje, me gusta pasear con música, me gusta cada cosa que hago porque veo que ahora todo tiene más sentido.
Me gusta despertarme con la alarma del móvil y ver que todavía puedo dormir un poquito más, me gusta no poder dormirme y que haya o algo o alguien que consiga mecerme el sueño.
Me gusta el buen tiempo y ahora hasta el malo. Me gusta que todavía me quede un poquito para llegar al final de un libro, me gustan las sorpresas y las adivinanzas me vuelven loca.
Me gusta bajar las escaleras del andén y comprobar que el vagón espera para llevarme, me gusta mantener la intriga hasta el último momento, me gusta el suspense en la vida y me asustan las pelis de miedo.
Me gustan los vestidos y estirar las mangas de los jerseys. Me gusta una infusión con hielo aunque fuera haga frío; me gustan los contrarios.
Me gusta ver un gato negro y mirarle a los ojos, me gustan las parejas de ancianos; me gustan los niños aunque creo que yo a ellos no tanto.
Me gusta el mar frío, templado, muy salado y beberlo. Me gusta bañarme y se que no sé nadar bien. Me gusta hacer ahogadillas pero me pone rabiosa que me las hagan porque siempre creo que no van a saber controlar el tiempo.
Me gusta sentarme en los portales y hablar, me gusta escuchar con los cinco sentidos.
Me gusta patinar y se que no lo hago muy bien pero yo aprendo, me gusta ponerme retos.
Me gusta que consigan sacarme de quicio y acabar riendome de mi misma, me gusta reírmo y estar seria.
Me gusta tomarme las cosas en serio y la vida en broma.
Me gusta que me miren a los ojos cuando estoy hablando, me gusta mirar a los ojos cuando hablo.
Me gusta la noche y el día, me gusta pasar un día entero con mi familia perdidos en algún rincón de Galicia.
Me gusta todo lo que sea verde botella, me gusta el verde de Galicia y los parque de Madrid.
Me gusta la ciudad vieja, los edificios antiguos y los techos altos.
Me gustan los teatros y la sensación que dan de que allí todo es posible.
Me gusta creer en mis capacidades, mirar para atrás pero con una sonrisa y ser la primera en dar el paso.
Me gusta pedir perdón cuando tengo que hacerlo y adoro la sensación de que te perdonen.
Me gustan las manchas en la piel, las pecas, las canas, las arrugas.
Me gustan las cicatrices y sus historias, me gustan las fotos y los recuerdos.
Me gustan las cajas con cerradura y las cajas de cartón, me gustán las huchas, los cuadros y las rayas.
ME gusta la arena de los parques y la d ela playa, me gusta el olor a salitre y chupar la piel cuando está manchada de su polvo blanco.
Me gusta el pelo en la playa, me gusta el calor y ver el último rayo de sol esconderse en la montaña.
Me gustan las medusas y los peces de colores, me gustan más los perros que los gatos y me gustan los pájaros.
Me gusta el arcoiris y la niebla, me gusta que consigas sacarme de quicio.
Me gustan los naranjos, los navíos, lo inverosímil.
Me gusta que me conozcas un poco por lo que escribo, me gusta que conozcas un poco de mí por lo que digo y me gusta descubrir las cosas por uno mismo.
Me gusta que me ayuden, que me apoyen, sentirme cómoda en un grupo.
Me gusta que quieras sentarte a mi lado, me gusta que me hayas visto a mí y que te vayas cuando quiero decirte algo más.
Me gusta el olor del cloro, el de mi colonia de las ocasiones especiales y el olor de los bebés.
Siempre me gustó por cierto tu sonrisa.


(((maca)))

Querer es poder


Lo peor que podemos hacer es creernos incapaces, lo que no puede quitarnos nadie son las ganas. Ayer me acosté pensando que hoy no iba empezar con fuerza el día, lo acababa algo desanimada y eso me hacía imaginar que hoy quizá no sería todo tan fácil, ¿qué me hizo pensar que las cosas tienen que ser fáciles cuando siempre he dicho que lo fácil me aburre? No lo sé, siempre me ha gustado lo complicado y las sencilleces las lleno de cosas y líos; soy así, por eso ayer me acosté un poco apagada. Sabía que hoy me iba a levantar sin despertador y con pocas ganas así que para evitar lo evitable, lo inevitable del despertador no podía, escribí en un papel "hoy es mi primer martes 15 de marzo de 2011", lo pegué en el lateral del armario para verlo nada más despertarme.

Hoy me desperté a la hora que mi cuerpo quiso y di gracias al comprobar que era temprano y así podría hacer cosas. Me desperté y estaba todo a oscuras claro y temí encender la luz roja de la mesilla por ver el mensaje que escribí la noche anterior. si alguien hubiese pegado el mensaje ahí por sorpresa mi sensación hubiese sido diferente, pero yo me desperté con el mismo miedo con el que me había dormido y sabía que en el armario había dejado un mensaje que me tenía que hacer cambiar.

A veces uno tiene la sensación de que ese día le pesa más qu eotro y tal vez no tenga una razón para creer eso, pero así lo siente sin saber porqué. Yo sabía que hoy iba a empezar el día desanimada porque pronosticaban lluvia, porque es martes y tengo que hacer un trabajo que no me gusta o por cuakquier otra chorrada, porque ya ves, si me hubiese despertado con la sonrisa en la cara me habría dado igual hacer el trabajo o ver llover; hasta me hubiese parecido divertido. Así somos, o así soy; y como me conozco escribí eso en el folio para verlo esta mañana.

Sí, hoy es el primer martes 15 de marzo de 2011, digo el primero y no el último aunque las dos cosas tengan igual sentido. A mí me anima más decir eso no sé, a tí tal vez te parezca lo contrario. Decirlo es como decirme a mí misma "oye Maca, este día es todo para tí: llueve, tienes que hacer un trabajo, ir a clase y te da tiempo a hacer otras mil cosas; elige tú como vivir este día pero yo te recuerdo que este día es hoy. Para este día no hay un vale de devolución, no hay opción a compra ni guarda en un recobeco un botón para darle a pausa y rebobinar a mi antojo. No, este día es el que ya ha empezado sin despertador, el que yo voy a hacer que siga con la fuerza que a mí me de la gana."

Soy yo quien vivo mí día, que llueva o aga sol me afecta, que haya clase o no también pero, lo que más me afecta es sentirme capaz de que hoy también puede ser un buen día. Ni el día de hoy, ni nadie con quien nos crucemos hoy nos va a poder quitar esta idea de la cabeza poruqe, como ayer por la noche, la he pegado en mi cabeza como pegué el papel en el armario.




(((maca)))

¿Te has dado cuenta de que dormimos bajo la misma luna?


Van dos y se cae el de en medio.
Vaya, no te has reído.

Acaba de decirme alguien cuya opinión tengo bastante en cuenta que leerme a veces es lo mismo que... en fin, le pedí una sugerencia y me dijo que hiciese algo divertido, más bien gracioso. Creo que cada uno escribe lo que quiere, lo que le sale y le gusta, lo que tiene en mente. Si yo escribo siempre más hacia la meláncolía otros tiran más hacia otro lado, yo qué sé. Tampoco creo que mis mensajes sean pesimistas o negros, no suelo reírme cuando me cuentan chistes aunque puedan parecerme ingeniosos, contando chistes soy todavía peor que dando ejemplos.

El día que me salga una historia divertida la contaré, pero ahora tengo una idea mejor en la cabeza, voy a poner la letra de una canción que escuché hoy y me encanta.
Ahí la dejo, a disfrutarla.

"La vió de luna y de sonrisa,
pintó con ella el cielo, asomo de sol.
Mojó de lluvia un desierto de piedras,
Creció un cielo y un invierno marrón.

Su pelo a contraviento
meció eclipses en el manto de su aliento.
Cayó de lo alto de una nuebe
por ver a qué llamaban miedo, canción...
y una botella al mar salió a su encuentro.

Hay quién afirma que lo vieron beber de la fuente prohibida,
y habló a solas con un mar de cicatrices.
De amor se tiñeron dos labios y
un dios más viejo y más cansado,
creyó perder la fé mojado entre sus piernas.

Bailó el ruido de unas gotas,
curvó la recta con las notas de un ron,
mojado de secarle la memoria.

Con la luna de Santiago...
Con la luna de Santiago...

Pasó un verano,
pasó un otoño demasiado largo cantándole boleros,
pasan nietos de los primeros ruegos de soldados.

Pasó esta historia por todas las tabernas y,
en mis manos, se convirtió en memoria;
ya habrá barcos donde hacer el amor entre sus charcos.

También yo quiero ser estrella como él,
pasar noches en vela,
volver a despertar carente de su ausencia.

Con la luna de Santiago...
Con la luna de Santiago..."

de Andrés Suarez


(((maca)))

lunes, 14 de marzo de 2011

Feliz cumple abuela

Aquí estamos: mediados de marzo, sobre esta cama sola escuchando esa canción.
Unos para vivir necesitan su pareja, otros regar una flor; hay gente que para vivir cada día necesita empezar la mañana con un café, un niño para vivir necesita una chocolatina al día. Yo necesito este silencio musical y contemplar las letras que escribo. Solo esto, aire y poco más. Hay quienes, sin su café o cigarro de la mañana no viven bien su día, yo sin mi momento de relax no vivo bien. No soy una mujer estresada pero este momento es mágico igualmente.
Esto es felicidad.
Felicidad, como dice un libro que me regaló María y que me calca a la perfección, es una canción triste. Felicidad es que llueva en la calle y no haya goteras en casa, felicidad es vivir y otras mil cosas; pero de eso ya hablaré otro día, qué es felicidad creo que lo hemos vivido todos.
Ahora quiero hablar de todo, de todos menos de mí; pienso que mi vida no es tan interesante como para hablar de mí siempre: yo o mi opinión, ¿resulta ególatra o atrevido? No lo soy, ni quiero parecer lo que no se corresponde conmigo así que hoy... hoy voy a hablar de Beluca.
Beluca es gaditana, hoy es su cumpleaños. Beluca se apoda Belu aunque ya nadie la llama así. Beluca tiene ojos verdes, pelo castaño y una sonrisa que enamoró a más de cientos, pero solo la casó uno. Beluca es la mujer más positiva que he conocido en toda mi vida, no dudo esto ni un segundo. Beluca es habladora, pero no es de hablar por hablar, ella sabe hablar de todo.
Ella es mucho aunque abulte poco, es la cumpleañera del día de hoy, la mujer más fuerte de todas. Beluca es mi abuela, la madre de mi madre y la mujer de Gabriel.
Hoy solo hablo de mi abuela.
Se llama Mª Isabel,todos la llamamos "abuela Beluca" y ella es la protagonista del día de hoy. Ahí está ella: viviendo con sonrisa emocionada y recordando bien fuerte al abuelo.


(((maca)))

domingo, 13 de marzo de 2011

Apuesto toda mi vida, apuesto todo por vivirla





Todo el dinero que pueda tener en mi hucha y en el banco,
mi ropa entera y mi parte del armario,
apuesto mi ordenador y mi diario, mis planchas del pelo y el maquillaje,
el espejo que nunca he pintado y cada foto en la que salgo.

Apuesto mis tardes de playa y las mañanas en el mar,
apuesto mi mal humor y mis risas sin sentido,
mi falta de ganas y mi efusividad acelerada;
apuesto mis sueños y las batallas.

Apuesto mi sangre, mis seres queridos,
mis amigos y quienes me envidian,
apuesto la luz de las mañanas, la tenue sombra de la tarde,
la luz de esa estrella, la noche que arde.

Apuesto la chaqueta, el reloj y los cubrebotones que me dejó,
apuesto mi colonia y mi olor,
apuesto cada recuerdo que tengo de todo,
el monte y el musgo.

Apuesto mi lengua, mis manos, mi cuerpo,
apuesto lo que me rodea y forma parte de mi yo;
apuesto... apuesto la vida a vivir otro día más,
apuesto el sentido y la falta de cordura.

Apuesto la locura y la obsesión,
un beso y una bala,
un abrazo y un adiós;
apuesto cada uno de los folios que he llenado.

Apuesto los cuadros que pinté,
las promesas que cumplí y las que no recuerdo,
apuesto mi dolor y mi esperanza,
apuesto la morriña y la vagancia.


Apuesto la soledad, la más preciada,
apuesto la tranquilidad, la calma,
apuesto la compañía y los halagos,
apuesto la almohada y la cama.

Apuesto mi noche y mi día,
apuesto todo, ¡que porfía!,
por poder vivir mi vida.



(((maca)))

Apuñalar la roca


A veces es mejor no decir nada porque no existen palabras para declarar lo que se siente, a veces es mejor estar callado y dejar que brote esa gota, permitir que los sentimientos manen con toda la fuerza que precisen; porque a veces, hay momentos, en que es mejor amordazar las palabras.
No hay verso ya escrito, ni palabra adecuada; no hay ruido que valga, no existe la nada.
El silencio no es asequible y las voces se vuelven absurdas,puedes querer gritar y tal vez ese rugido nunca exista, puedes querer un abrazo y no encuentres a quien deba abordarlo, puedes querer quedarte solo y soñabas con estar siempre acompañado.
Porque cada uno puede vivir mil experiencias, cada uno puede llorar y reír tantas veces como sea su historia profunda, pero nadie aunque haya calcado tu vida, nadie podrá sentir lo que tú; porque cada sentimiento es único, es propio y cuando son varios e inexactos los que se juntan el hilo se enmaraña y todo se hace más complejo.
No sabes si quieres gritar o mantenerte callado, no sabes si quieres abrazar o dar un guantazo, no sabes que será lo que seguirá contigo; qué será de todo esto y porqué ha sido.
En la calle sigue haciendo frío, y después llega el calor y el buen tiempo y tu tal vez sigas temblando. Y los días te traen recuerdos, cada segundo y cada noche te dice el reloj que algo te falta ahí fuera y dentro; y los coches siguen aparcando en segunda fila, el autobús sigue sin esperarte y la vida va a seguir el curso tuyo aunque tú te quedes sentado preguntandote porqué se detuvo.
Qué nadie diga que lo entiende porque nadie ha vicido su vida, que nadie diga que lo siente porque es imposible sentirlo como el. Que se calle el ruido, que se vayan los coches y que el autobús se aleje. Que lo dejen solo, que te quedes cerca. Que estés ahí para cuando quiera salir y con solo una mirada te pida un abrazo, que estés ahí para cuando vaya a odiarte, porque así, solo así, sabe uno lo que es la vida: en ese momento en el qu eplanteas todo lo que has hecho hasta ese momento, que habría sido de tí si... que habría pasado.
La vida vale la pena, hay que vivirla, el tiempo que sea.
Que nadie te golpee porque no es más fuerte que el silencio, que nadie te abrace si no quieres, que nadie se acerque si no es para decirte nada.
Que nadie diga entender lo que no entiende, que nadie crea identificarse contigo porque eres único; todos lo somos, hasta el más parecido al mono.



(((maca)))

sábado, 12 de marzo de 2011

Querido diario


¿Quién no ha tenido nunca un diario? Supongo que no todo el mundo pero se que no soy la única que ha escrito sus pensamientos, sus comeduras de cabeza o simplemente su día a día...
Hoy he abierto mi viejo diario, dejé de escribir en el hace medio año y me ha gustado volver a abrirlo y leer algún día en especial. Lo empecé el 10 de enero del año pasado.
Es gracioso ver mis pensamientos ahí reflejados, ver lo que no sabía si pasaría o no y luego cómo sucedía... no sé, creo que todo el mundo que tenga el diario de alguien a mano para leer siempre sentirá esa curiosidad por abrirlo y ver que contiene cada hoja pero... yo he podido hacerlo porque es mío, esta mañana he revisado un poco mi vida, lo que yo era.

Depende del momento de tu vida en el que escribas quienes serán los personajes de cada una de las hojas; los padres, hermanos y amigas siempre se cuelan en alguna historia de ese presente que ya es pasado, o de un pasado que ahora es más lejano todavía: cuando se me da por recordar. Siempre he sido de eso, melancólicamente, pero leyendome me doy cuenta de que he cambiado... muchas cosas que han pasado las dejo ahí, no creo que sea necesario revolver entre ellas.
Aparece gente en mi diario que ni se lo imaginaría, es mi día a día y en el caben muchas personas; relacionadas con la universidad o con otras cien mil cosas.
En mi diario hablaba de todo, hay de todo y no pienso revelar nada. Es mi diario y mi cabeza: solo mío, no veo que sentido tendría hacer público mi intimidad.
Eso sí, hay frases que me han gustado, me han llevado justo a ese preciso momento o me han emocionado,son cosas que me ocurrían y yo escribía cómo las sentía. Dejé de escribir en el porque, confieso, yo utilizaba esas hojas muchas veces para descargar mi pena, mi rabia; hablo también de morriña, de amor no corresponido o solo a medias. Era mi vía de escpe, mi secreto nunca contado, mi modo de salir de alguna parte; cuando esa necesidad se fue, dejé de escribir en él, pero lo guardé porque sabía que algún día leería todo sin sentir lo que sentía mientras escribía, eso era lo que quería: conseguir volverveme apática ante lo que en ese momento me parecía tan importante; quería volver a leerlo solo cuando fuese capaz de entender porqué es ese momento decía eso y entenderlo, solo eso, no quería volver a sentirlo. ¿Me explico? No quería abrir heridas, quería disfrutar leendo y por eso han pasado meses desde que lo cerré.
Creía que más tarde otro me enamoraba cuando en realidad mi mente buscaba un clavo con el que tapar el espacio que me había dejado el otro ya oxidado. Yo escribía enamorada y ahora veo que nunca hubo amor: eso es lo que tiene revisar los guiones, uno siempre ve todo más claro... el problema es que nadie puede detener su vida, rebobinar y volver a empezar ciertas cosas. No rebobiné, es imposible, pero ahora esas heridas ya están curadas... dicen que el tiempo cura todo, yo no estoy tan segura pero al menos si lo calma y yo... no sé qué o quién me hechado la pomada pero no me quedo ni una cicatriz siquiera.
Hablaba mucho también de mi ciudad, de las ganas que tenía de que llegasen las vacaciones para volver a sentir que estaba en casa; hablaba de todo lo que suponía para mí mi hogar, el mar, mi familia... recuerdo (y está notado en el diario) que un día le dije a mi madre "mamá echo de menos todo... incluso que me digas que tengo que bajar a la calle al perro y que llueva... tengo ganas hasta de ir a la compra contigo". Lo leo y me río, jo... que pena daba. (Y que insoportables hice los primeros meses a María y a Pedro que al fin y al cabo el también se comió más de una lágrima) ...
Así es la vida, y así escrito está mi diario. Son horas y horas de metro, horas y horas de autobús, horas metida en la cama alumbrada con el flexo de la rana, horas escribiendo mientras andaba por la calle intentando no chocarme con nadie. Son horas de boligrafo en la boca, de bolígrafo jugando entre mis dedos. Horas de plantearme cambios, horas de narrar... horas y horas.
Lo cojo, cierro el verde lazo que lo guarda, y lo meto dentro del cajón. Me pregunto cuando volveré a abrirlo, seguro que no pasa tanto tiempo.


-Tenía que contarle a alguien que necesito olvidarlo y que, a la vez, me encanta como huele.

-En este tiempo me he reído, he llorado y casi he sido feliz.

-Hay personas que marcan lo que eres, marcan tu vida pero otras... aparte de eso te han hecho vivir, por eso las grabo, porque eso no quiero olvidarlo nunca.

-Me encanta el círculo de Bellas Artes, sus escaleras... va a empezar el teatro y no puedo seguir con esto...

-Descubrí Madrid este viernes de abril...

-¡Hoy se ha publicado mi segundo artículo firmado; en "Expansión" sobre Ismael Serrano y su nuevo disco... ¿podía haber algo mejor? Sí, ¡¡hoy han dicho que al abuelo no se le ha extendido el cáncer!! Los milagros existen. Estoy en Nuevos Ministerios y ya no me da miedo... (27/Abril/2010)

SEGUIRÁN PASANDO... TANTAS Y TANTAS COSAS...



(((maca)))

viernes, 11 de marzo de 2011

Que engorde


No por favor, no te creas que ha sido premeditado: olvido las cosas sin pensar en ello y la mayoría de la veces que actúo es sin pensarlo, las otras veces... tal vez lo piense demasiado.
Hace más de siete días que en la estantería de mi cuarto luce un adorno más, bueno la verdad es que son varios pero me apetece hablar de uno especialmente: se trata de un cerdito de plástico con una ranura en su lomo. Es una hucha, no demasiado grande pero podría guardar todo el dinero necesario para cumplir alguno de mis sueños; digo alguno porque no todo lo compra el dinero.
Es un cerdo pequeñito pero al que cuido bien,le doy de comer todos los días: su estómago siempre hace ruido y verlo y no darle nada me da lástima. Sigue una dieta variada: desde monedas de un céntimo hasta de las de un euro, incluso hoy le he dado su primer billete, se lo ha tragado muy agusto.
Pensar que haré con ese dinero es como ir guardando pedazitos de ilusión para luego abrir en canal al pobre cerdo y disfrutar de lo que ha ido guardando. Es lo que le toca, al final... a todo cerdo le llega su San Martiño.


(((maca)))

Si quieres y quiero


Si me gusta despertarme con un siete en la alarma del móvil, si disfruto al desayunar en silencio y sola, si me lavo los dientes y la cara con agua muy fría... si soy como soy y no lo sabes.

Si soy perezosa para salir de casa pero luego fuera es dónde estoy agusto, si me gustaría saber tocar la guitarra o que mi voz se pareciese a la suya.

Si odié Madrid y ahora me gusta, si adoro cada esquina de La Coruña, si quiero y cómo a mis padres... si soy como soy y no lo sabes.

No sabes si prefiero café o té, no sabes si con hielo o bien caliente,no sabes si tiendo al sol o a la lluvia... y aun si supieses esto no llegarías a conocerme.
Si quieres, y quiero, te lo cuento; si quiero, y quieres, cuentame tú quien eres.



(((maca)))

Boas noites


Reírse de uno mismo es aún mejor que reírse de los demás.
Llorar por alguien es mejor que llorar por nosotros.
Reírse es siempre lo mejor, siempre excepto si las lágrimas son de alegría.

Mientras digo "boas noites" siento el idioma dulce, suave. Allí en Galicia jamás hablo gallego: no se habla en mi casa y en mi colegio apenas se utilizaba, en mi entorno nadie lo usa pero todos sabemos hablarlo.
Estando allí no pienso en ello pero aquí me gusta desear boas noites a la gente que para mí lo merece, confesar que tengo morriña y que necesito un colo en el que sentarme. Aquí me doy cuenta de que el gallego es bonito, mira que dulce...

Escuchando "Piedras y charcos" de Andrés Suarez siempre te notas distinto. No es triste, tampoco alegre... es una sensación de melancolía, pero melancolía en presente. ¿Tú que sientes? Si te dicen que eres el Norte, yo soy el Este...

Boas noites, durmir ben e non vos preocupedes polo que pase mañá, pensa que hoxe algo ocurriu; viviches aínda.
(Si algún gallego me lee... espero que no corrija una frase tan corta... sería vergonzoso por mi parte equivocarme)



(((maca)))

jueves, 10 de marzo de 2011

Pai


Antes lo pensé, no sé porqué se me vino la idea a la cabeza y ahora he vuelto a acordarme: de pequeños todos veíamos a nuestro padre como el mejor héroe del mundo, no me digas que no porque no voy a creerte.
Te encantaba fardar de padre en cualquier conversación en el recreo: "mi padre es ...", "pues el mío es mucho mejor porque trabaja en ...", tonterías de niños. Siempre había alguien que decía: "mi padre es mucho mejor" y si a algún inteligente se le ocurría preguntarte el porqué tú le contestabas con un "pues porque sí" y listo. Esa era yo, no existía el tiempo suficiente como para explicar cada anécdota que colocaba a mi padre en el primero de la fila; para mí mi padre era el mejor del mundo, para mí el mío y para los demás el suyo eso es evidente.
Papá era esa persona que llamaba a la puerta y tu corrías para recibirle, era el que llegaba a casa cuando ya era tarde, era esa persona que te preguntaba por tu día cuando ya era hora de ponerse el pijama y el que te llevaba al colegio cada mañana. Papá era ese personaje cercano, amable y abrazable con seco olor a tabaco. Papá era un beso de buenos días, de bonas noches y de "porquemedalagana". Era una siesta en el sofá. Papá era los deportes en la tele y la bicicleta en el Dique de Abrigo, papá era el mejor pescador del puerto y el profesor de matemáticas, dibujo y todo lo que tuviese que ver con eso.
Papá era el que olía a colonia fuerte, el que besaba a mamá cada mañana y el que se engominaba en casa. Papá era el de los zapatos limpios y el bigote a manchas. Papá era tan alto como nosotros nunca seríamos, papá era más listo que la enciclopedia de la estantería de caña.
Papá era fuerte y podía cogernos en brazos y sobre sus hombros para que pudiesemos ver bien de cerca y a buena altura la cabalgata de los Reyes Magos. Papá era ese que hacía columpios de los árboles y bizcochos de yogur y huevos.
Papá era el que conducía y el que se reía por nuestras niñerías.
Papá era padre y nunca va dejar de serlo. Porque papás hay muchos en el mundo y niños que ven así a sus padres demasiados. Luego creces, ya no lo ves tan alto y se ha quitado el bigote. Creces y ves cómo han pasado los años pero nunca olvidarás que sí, el primer héroe al que conociste fuera de los libros era tu padre.


(((maca)))

miércoles, 9 de marzo de 2011

Tic tac


Negrita sin hacerse oír.
Camino un poco que nunca viene mal y chispea el cielo. La trenca tiene capucha y no me importa mojar mis piernas, no sé a dónde voy aunque siempre acabo en el mismo sitio y eso que yo no marco el rumbo.
Llueve y se supone que eso no iba animar mi día pero no creo que haya suficientes razones como para poner más gris el cielo, son las siete y todavía es de día, son las siete y solo chispea.
Me cruzo con un señor con la cara llena de manchas que fuma un puro.Adoro las manchas, los puros me dan asco; lo digo en serio: los dalmatas son perros bonitos, me encanta descubrirme pecas en verano y las manchas de la piel de las personas que ya han vivido alguna experiencia... me encantan. No sé porqué se empeñan en anunciar cremas para taparlas, para hacer que desaparezcan... con lo bonitas que son.
Yo cuando sea mayor, o cuando tenga alguna mancha, no pienso esconderla. Cuando me salgan arrugas me reiré por ellas y no pienso cortarme el pelo cuando cumpla los 50.
Sigo andando, todavía no sé a dónde voy.
Calles de Madrid.
Hoy he dejado las cosas claras en mi cabeza, creo que ya sé que será de mí, lo intuyo al menos.



(((maca)))

martes, 8 de marzo de 2011

Medio grano de arroz


Bajo las escaleras y ahí está otra vez, le señora mayor que baja las escaleras a medio kilómetro por hora.
-Buenas tardes
- Muy buenas niña
-Pase, pase usted.
Me voy con algo de prisa y no espero a que se cierre la puerta. Decían que hoy llovería, mentían pero eso no hace que me sienta mejor; incluso esperaba ver la lluvia para sentirme todavía más hundida.
Un paso y varios más. Llego a Cuatro Caminos y como siempre esto lleno de gente. El chico del chaleco rojo me sonrie y me paro aunque se que la conversación no va a durar más de tres segundos, me equivoco. Me pongo los cascos al cuello.
- ¿Puedo robarte un minuto de tu valioso tiempo?
- Hoy no tiene tanto valor... digo... sí claro dime.
- No se si sabes qué hago pero...
Le corto la palabra, se lo que quiere explicarme: no es que me importe perder hoy mi tiempo, es que no quiero hacerselo perder a el.
- Sí, ya sé que hace la Cruz Roja. Soy socia.
- ¿En serio?
Me sonríe como si no me creyese, siempre que digo esto no me creen así que saco la cartera para enseñarle el carnet y hacerle ver que no miento.
- No hace falta que me enseñes nada, te creo.
- Solo es para presumir de cartera... No en serio, te enseño el carnet por si te queda la duda.
Se lo enseño y ve las tres fotos de mi cartera, veo que se queda mirando y no hace ni caso al carnet.
- Es un niño precioso.
¿Se creerá qué es mi hijo?
- Gracias, es mi sobrino, el mayor.
- ¿Tienes más?
- Otro... está en camino.
Veo como mi autobús pasa de largo y no me importa, no, hoy no me importaba nada más que quitarme todas las lágrimas de encima.
- Bueno, eres socia así que no tengo nada nuevo que decirte.
Le miro y ya no sé que se supone que tengo que hacer, a lo mejor le interesan las otras fotos... a lo mejor no le interesa mi vida. Me doy cuenta de que me he quedado quieta a su lado, no por nada en especial sino porque hoy no me apetece nada ir a clase y busco cualquier escusa que me haga perder el siguiente autobús.
- Bueno solidaria, supongo que vas a clase.
-¿Lo deduces por la libreta?
- Claro.
No sé que más dijimos, no importa. Hoy me importan pocas cosas.


No viene a cuento que lo diga pero gracias mamá, se que me lees y quiero darte las gracias por escucharme hoy, por respirar conmigo y por recordarme que siempre hay motivos para sonreír. A veces cuesta verlos pero ahí están. Te quiero.



(((maca)))
- Todos tenemos cosas nuevas seguro. Que tengas suerte.

Más claro

Puedo entender que no sonrías si hoy no es tú día,
puedo entender que cuatro y tres sean mi número favorito,
pero no entiendo qué sentido tienen las fronteras.

Puedo entender que me comprendas y te sorprenda a la vez,
puedo entender que tres y tres sean la cara de un dado,
pero no entiendo por qué no me dejan parar parar el reloj.

Puedo entender que nazcan y se acaben vidas,
puedo entender que tres y un pato formen el tercer número primo,
pero no entiendo cual es el papel del destino.

Puedo entender cosas si me las explicas antes
puedo entender lo que me digas si lo dices claro
pero no entiendo palabras cortadas a hachazos.

Puedo entender que la vida sea solo una e insuficiente
puedo entender que la gente no la vea del todo justa
pero no entiendo cómo hay gente que pueda despreciarla.

Puedo entender que no sepas que va a ser de tí mañana
puedo entender que dos y dos sea el mínimo de veces que vaya a estar contigo
pero no puedo entender que no me digas que es de tí ahora.

Entiendo que uno y uno sea el primer número primo y no dos
entiendo que uno sea el número de los triunfadores y el colofón de los machacados
pero no entiendo que tiene que ver un solo número cuando hablo de dos.



(((maca)))

lunes, 7 de marzo de 2011

Quiero ser el rey del manicomio


Dame un folio en blanco, ¿que escribirías? Escribe mentalmente lo primero que se te venga a la cabeza, si tienes ese folio cerca y algo con lo que llenarlo, házlo.
Si has escrito una bobada, es normal... si has escrito algo fuera de serie... no creo que haya sido lo primero que se te haya ocurrido, no quiero descubrir ahora a Becquer y si lo que has escrito es una historia interesante, vívela.
No creo descubrir a una persona por lo que escriba en un folio pero tampoco por lo que diga o haga. Somos más difíciles de lo que pensamos y más simples de lo que dicen.
Si tuviese que escribir la primera ocurriencia en un folio, sin haber pensado antes en nada, probablemente hubiese escrito parte de la letra de alguna canción, para no comprometerme o por no mojarme demasiado.
Si os pidiesen escribir algo en un folio, ¿que escribiríais? No, no me lo digas, no quiero saber que tal vez no te pareces ni un poco a la copia mala de Shakespeare, no me interesa enterarme de que no dices nada coherente o que puedas perder todo el interés en un segundo. No me lo digas auqnue puedas llegar a escribir lo mas bello del mundo, no digas nada de esto aunque puedan gustarme tus palabras.
Si tuviese un folio en blanco dibujaría si supiese hacerlo.
Si tuviese un folio en blanco tal vez escribiría una carta y te la mandaría mañana. Siempre he preferido una carta a un correo, tal vez por eso y por otros motivos qu eno voy a dejar aquí hace un par de días escribí una carta a mi madre. Sí, puede parecer raro escribir cartas en el 2011 pero, ¿tú qué prefieres?
Una carta, a puño y letra es más que tinta reflejada en una pantalla, es más tiempo... no sé, a mí me parece que hay mucho más que en un correo. Si voy a recibir una carta de Caja Madrid diciendome que ya me han cobrado los 6 euros de tal o los 18 de pascual... pues mira, para eso no quiero una carta pero... ¿qué pasa cuando alguien coje un folio en blanco y escribe una carta?Eso es lo mejor que puede hacerse.
Si vas a escribir algo, que sea una carta y será lo mejor creeme. Prueba aescribir una carta a quien crees que vaya a recibirla, a quien se lo merezca, a quien quieras recordarle algo, si quieres que alguien se entere de lo que te pasa por la cabeza, si quieres amenizarle al menos.
Guardo un christma que me escribieron mis abuelos hace dos navidades; como somos muchos nietos y tíos... el año pasado cambiaron su tradición y en vez de mandar una felicitación a cada hijo y nieto... solo lo hicieron al pequeño de cada familia, como si los pequeños fuesemos los importantes, si al menos nos vieron como representantes. Ese christma lo guardo con un cariño especial porque son las últimas letras que me dirigió el abuelo, las últimas letras con mensaje claro porque las últimas fueron el pasado 24 de diciembre, en el sobre de "las estrenas" en dónde puso con mayúsculas y tembloroso: "MACARENA 120 NAVIDAD 2010".

No sé si entiendes la diferencia entre algo escrito a mano o algo a ordenador, yo soy de las que si un trabajo puede hacerse a mano lo hago de esa manera. Soy de las que si tengo algo que decir lo acabo diciendo y sí, para qué mentir, de vez en cuando me gusta ilusionarme y reviso el buzón.


(((maca)))

No encuentro foto más bonita que esta.

domingo, 6 de marzo de 2011

Mi anterior manta


Suena Alejandro Sanz, ¿te gusta? Me encanta, sobretodo sus primeras canciones pero el último disco… no sé, tiene algo. La primera canción que escuché de su “Paraiso Express” fue la que canta con Alicia Keys, que me pareció penosa por cierto. La segunda fue “Desde Cuando” con la que mi hermana no dejaba de rayar y yo… por llevar un poco la contraria siempre ponía más alto otra del mismo disco, la de “Mala”.
Poco a poco me fueron gustando las canciones, por eso de que… si no entra a la primera prueba con un tubo, y ahora no puedo evitar ponerme a cantar o moverme si suena “Looking for Paradise”, o acordarme de mí hace más de un año si escucho cualquiera de las canciones de ese disco.
Escucho cada una de ellas, más bien las oigo de fondo desde mi vieja cama y por momentos creo seguir estando a finales del 2009. Me da la sensación de que vuelvo a vivir en esta casa, ahora siento que no han pasado los meses y vuelvo a estar en primero.
Recuerdo y siento a la vez la noche que no dormí por culpa de las lágrimas, por querer estar en otro sitio que no era esta cama, por querer estar en Coruña y no irme nunca de allí. Hay gente que se va de casa porque quiere olvidarse por un tiempo de lo que es vivir en familia, quieren saber lo que significa ser libre y todo eso… libres lo somos siempre pero bueno. Yo no era de esas, quiero decir: no era de las que deseaba que llegase el momento de poder irme de casa, si me fui de allí fue porque no me gusta pensarme demasiado algunas cosas y porque vi aquí una oportunidad de empezar de cero, recuerdo que eso siempre lo decía, lo que no acabo de entender es que herida pretendía cubrir como para querer volver a empezar de nuevo. Nunca hay heridas demasiado grandes ni experiencias suficientes como para cubrirlas.
Hace poco más de un año empezaba mi vida en Madrid, creía que era valiente por irme pero no me di cuenta de que la valentía no es dejar atrás las heridas; ser valiente es enfrentarse a las pesadillas y hacerles saber que no son más que eso, ilusiones de un sueño que se desvanecerá en cuanto abras los ojos. Ser valiente es afrontarse a la vida; yo no soy del todo valiente pero el año pasado no lo era ni un poco y me he dado cuenta ahora, desde la cama en la que soñé con otra vida sin darme cuenta de que esta que tengo es buena y es la que quiero.
Ahora, algo más mayor como todos, sin el abuelo tan cerca, con la vida en otro piso, con un listado más largo de amoríos en la cabeza y con mil lecciones de vida aprendidas, cambio mi manera de ver cada cosa; escribo desde aquí, esta casa que me acogió ilusionada y yo desprecié por no saber mirarla.
No quiero mirar hacia atrás y comprobar que del tiempo que podía haber exprimido no saqué todo el jugo, ahora vivo la vida como quiero y como creo que debe vivirse: la vida es un manicomio y aquí todos estamos locos.


(((maca)))

sábado, 5 de marzo de 2011

Pura nieve


Solo veía la nieve caer desde esa ventana, solo podía ver copos de nieve deslizarse por el aire al son del viento; porque aquel marco que la rodeaba era demasiado pequeño, ocupaba más que el palmo de su mano pero menos que dos veces esta medida. Entre el tamaño y lo alta que estaba situada esa ventana no ofrecía más imagen que la de la nieve cayendo en invierno. No hacía falta otra estampa, esa le relajaba, le traía recuerdos, le hacía recordar cosas que era mejor no haber olvidado y le hacía quedarse dormido.
Los copos caían sin peso alguno, suaves, ligeros se resbalaban entre sí como si se tratase de los labios de dos jovenes que han dejado pendiente algo. El aire los movía, pero con delicadeza ellos bailaban unos con otros. Parecía que solo tenía que sonar esa canción para que todo fuese perfecto, bajo esa manta no sentía frío, no sentía nada más que satisfacción, asombro; solo había perplejidad en su cara por tanta belleza del más puro blanco de la nieve.
Y así, con esa paz infinita, se quedó admirando la vida.



(((maca)))

Me voy, no sé dónde


Se niega a llegar la primavera,yo que sueño el verano y no pido más que sol, yo que no duermo de noche ni de día,yo que no sé dónde me encuentro.

El sol viene y me alegra, viene y se va rápido para no engañarme, viene también la lluvia y no me amarga, viene el viento y las piernas se me empapan.

Llega un día que no espero, llega un día cualquiera y le sigue otro más, y así, entre tachaduras de calendario y anécdotas van pasando los días pero la primavera no llega.

Marzo, no sé que tiene marzo que lo hace todo diferente. A mí me suena a verano porque se parece en algo a mayo y mayo es el precesor del sol perenne. Pero tras el desilusioannte tiempo de marzo llegan las mil lluvias de abril.

Y así pasan los meses y sin darme cuenta ya llevo más de la mitad del curso.
Ahora me organizo para hacer los trabajos de la universidad, para ir a las clases y al gimnasio. Seguir con algunos hábitos que tanto me gustan como despertarme y desayunar sola, como irme a pasear sin pensar antes a dónde,tirarme en la cama y escribir así.

Llego Marzo y me ha tocado centrarme, no completamente, solo lo suficiente porque centrarse del todo en la vida resulta demasiado aburrido. Dejo cosas sin hacer, cosas para el último momento y así hago todo un poco más mío, sino ahí no estaría mi firma.

¿La verdad? No sé qué es, no sé ni quién soy yo así que por favor, que no te extrañe que no haya presentaciones. Soy como me sale ser cada día, suelo cumplir un canon; un orden de cosas como ser despistada, asocial por momentos, necesito cariño en cambio... una serie de adjetivos pueden describirme pero en verdad, no sé como soy, nadie se conoce a sí mismo así que conocer a los demás es si cabe más complicado.

Hoy tengo un día de cama. Sí, pasarme el día entero aquí tirada. Lo sé, es sábado y este no es el típico plan del sexto día de la semana pero puedo hacerlo y no creo que vaya a apetecerme hacer mucho más; ya he tenido mucho movimiento durante la semana. No voy a utilizar el día en pensar demasiado, en rayarme con chorradas que dentro de un tiempo se olvidan; voy a utilizar el tiempo solo para vivir.


Esta mañana, en el metro ví como siempre todo tipo de gente: desde adolescentes alcoholizados hasta una señora preparandose con su termo y sus hierbas chá. En el metro puedo ser dos personas: la que no hace caso a nada o la que se va fijando, con disimulo, en la gente que le rodea. Esta mañana estaba algo adormilada pero había gente demasiado llamativa como para no quedarse mirando.

Me fijé en un chico al que se le cerraban los ojos sin darse cuenta, iba muy desaliñado pero aun así era guapo. No tenía barba pero seguro que llevaba un par de días sin tocarse la cara y claro, para mí eso es lo mejor que puede hacer un hombre. Sí, con el pelo aplastado, los ojos entornados y apestando a alcohol me presentó su día. No hablamos, ni pudo verme apenas pero como hago a veces me imaginé su vida, más bien el porqué de estar así, en ese vagon casi solo. Pensé que había salido de noche y seguro que si hubiese apostado por ello me hubiese llevado yo el dinero, imaginé que había perdido a sus amigos y que esa noche se lo pasó bien bailando con desconocidos.

Sin darme cuenta me ví con los ojos cerrados ahí en medio, de pie en el vagón, apunto de quedarme dormida mientra simaginaba toda la noche de un desconocido. Apoyé mi cabeza con un golpe seco sobre la barandilla para intentar despejarme un poco y darme un toque de atención.

Soy capaz de soñar despierta y dormida, puedo y me gusta imaginarme los días de gente con la que me cruzo solo una vez en la vida. No sé si tengo imaginación, a lo mejor solo es saber levantar un poco la mirada.

Empiezo a cansarme de mirar fotos, de estar haciendo más cosas de las que pensaba. Son las 10 de la mañana y ya llevo cuatro horas despierta, voy a meterme en la ducha y luego me plantearé que hacer con mi vida, o con el fin de semana.


(((maca)))

Sssh que duerme


Llegaste con viento, te esperé en la esquina y acababa de verte cuando nos volvimos a encontrar. Como si no nos hubiesemos despedido volviamos a estar juntas, hablando igual que la última vez...solo había pasado un día.
Has estado aquí varios días y ya mañana te despido, no sé si es que mientras escucho música y duermes a mi lado me estoy volviendo idiota o qué pero... voy a echarte de menos. Lo bueno de que te vayas un sábado, a las siete d ela mañana es que tendgo el fin de semana por delante para asimilar que ahora me toca estar así un buen tiempo: sin idas mías allí o sin venidas de gente como tú que me hace los días mejores d elo que son de por sí.
Sabes que no suelo ser la primera en dormirme, tú tiene sueño y... no es que quiera alargar esto porque tu ahora duermes, solo quiero alargar el rato que aguante despierta porque así estoy genial; que aunque la cama sea estrecha nos amoldamos perfectamente: siempre he preferido dormir acurrucada a alguien que dormir acurrucada a secas.
Es de noche y sigues conmigo, mañaná estaré bien que es sábado y se me ocurrirán buenos planes. Te echaré un poco de menos pero puede decirse que yo me dedico un poco a eso, creo que eso forma parte de querer a alguien.
No voy a estar mal no te creas, solo voy a echarte un poco de menos y a veces maldeciré el momento d ellegar a casa y ver que no vas a estar tú para recibirme, o ver que si quiero irme a dar una vuelta ya no voy a poder plantearte esa idea... pero bueno, ahora cada uno tiene que estar dónde le toca.
Habrá espacio en la cama y entonces ahí volveré a acordarme de los tirones de edredón y sábanas.



(((maca)))

viernes, 4 de marzo de 2011

Noches madrileñas


Que buena la noche de ayer, hacía tiempo que no nos reíamos tanto.
¿Por qué a veces se nos olvida lo bien que podemos pasarlo un grupo de amigas? Que si hace frío con la risa floja ya no importa, que si dicen que empieza a nevar no vamos a preocuparnos en ponernos la chaqueta para salir a la calle.
Llegan las niñas al piso y ya he preparado la cena, no sé si será suficiente pero ya les aviso que si quieren algo más qu ecojan lo que quieran... tenemos la nevera llena.
Musiquita en casa, nos vestimos, nos maquillamos y acaba vacía la botella de whisky... fue un bonito adorno.
Taxi y listo, ya estamos fuera.
Corre para aquí, ahora vamos a bailar allí... corre que me ha parecido ver a alguien. Se nos pasan las horas bailando, con esa música que en mi casa no pondría pero que en un local siempre pedimos, rodeada de gente que te hace reír... unos por lo que te dicen y otros por lo que les sale por la boca.
Luces de neón, flashes de cámaras y en nuestros ojos. Parece que vas a caerte, la gente te empuja pero sigues riendote de pie.
Suena esa canción, la que nos hace gritar de euforia sin darnos cuenta de que la gente del local nos mira... y a mí qué, soy feliz.
Te ríes, bailas, haces el idiota y te vas de aquí para allá.
Acabamos en un taxi, dirección a nuestro pisito... 5 personas para 2 camas que no son precisamente anchas.
Al llegar despertamos a medio vecindario, recordamos las anécdotas y seguimos riendonos... dicen que con cada sonrisa alargas tres segundos tu vida... creo que nosotras vamos a ser longevas.



(((maca)))

jueves, 3 de marzo de 2011

Pídeme


Piel manchada, oscura, pelo enmarañado y uñas sucias. Dientes grises, faltan varios y los que están son irregulares. Mira al cielo como queriendo pedir piedad pero ya no le quedan ni palabras con las que pedir limosna, con las que pedir auxilio o algo de misericordia.
Ya no queda gente como antes, nunca antes lo había vivido. Cuando era feliz o eso creía, cuando sonreía con dientes casi blancos y piel pálida y pura... entonces la gente era mejor, ahora solo miraban por encima del hombro y nunca se fijaban en sus ropas sucias, en su olor insano, en su mirada perdida en un cielo donde no ve nada.
Su vida, la que fue un día sentida y es ahora pasada ya no está ni ante los ojos de sus recuerdos, no le parece cierto lo que un día fue de ella y solo puede verse reflejada en su actualidad, en el escaparate de esa cafetería sucia como su alma ahora, en los charcos cuando llueve y pisan los demás ciudadanos hasta conseguir humedecer de ira su cara.
Mira al cielo y no ve a nadie como ella, no se siente humana ni animal, se siente una miseria, una desplomada basura que ya no vale nada y no recuerda ya cuando dejo de ser algo con valía para sí misma. Mira el suelo que es dónde se reconoce y cuenta las monedas que le quedan, guarda algunas y las más pequeñas las deja mostrar.
Se acurruca en su esquina, la que no le pertenece pero es lo más cercano para ella a un hogar.
Hace tiempo que no habla, ya piensa poco y solo come lo mínimo que le dan y bebe en la fuente del parque más cercano. Duerme de día y de noche, entre bocinazos, patadas y algún que otro cigarrillo apagado en su falda. Vive de noche y de día, pero no vive: sobrevive sin quererlo pero ahí está.
Hacía tiempo que su cerebro no se molestaba ni en vivir de recuerdos, de falsas esperanzas... hacía ya tiempo que ni pensaba pero hoy, sin saber porqué ha querido preguntar, gritando entre balbuceos al viento, si así vale la pena vivir o, como digo yo, sobrevivir.
Me mira, no me detengo. Fija su mirada en mí y siento que alguien en este mundo me desprecia más incluso que lo que se desprecia a sí misma: es tanto el odio, la falta de razón y el abandono absoluto que tiene encima que no es capaz de sentir ni envidia; ya solo le queda el odio y el rencor hacía esa gente que, como yo, anda por las calles sin la cara manchada, con todos los dientes en su sitio, y con ilusiones y planes en la vida.
Noto que ha querido matarme con la mirada, me alejo de allí sin prisa, perdono su odio y espero que encuentre pronto lo que quiso un buen día.
Todos nos merecemos una oportunidad, desconozco si ella la desaprovecho pero yo le regalaría otra si pudiese mandar en la vida.


(((maca)))

Trucos fáciles para días buenos

Llevo varios días buenos: es buena la compañía, esta ciudad y lo que toca cada día. Son buenas las llamadas que recibo, los planes, las clases, las salidas.
Buena es la leche de la mañana y buena la niebla de hoy. Buena es la noticia que brinda en nuestras bocas, estoy deseando ver a ese lindo( o lindos quien sabe) bebé.
"Vuelvo a ser tía" y mientras las bocas brindan la alegría de una vida nueva, "vuelvo a ser tía" , "mi hermana va a ser madre". Y los ojos se humedecen, arriba Gabriel manda una sonrisa y Pedro se la devuelve con un apretón de manos.
Mamá esta en casa y habla con su hasta ahora único nieto, le explica que vendrá un bebé nuevo y Javi Jr sonríe, "un bebé".
Cande sale de clases y llama a Ryan, hablan y cuentan los días que quedan para volver a verse, hacen planes juntos y ven pasar poco a poco cada día.
Ha salido el sol y Manu se levanta, tiene que ir a clases y mientras espera al autobús llama a María. A 600 km estamos nosotros: Javi en su casa haciendo planes y deseando poder volver a su vida normal, María y Pedro empezando una nueva vida y yo... yo pues aquí, escribiendo tan contenta.
Y los ya padres hace más de dos años miran reír a su, para ellos, todavía bebé. Vito y Javi intentan hacer entender a su hijo que ya es "mayor", que ya puede dormir solito en su cuarto.
Javi no lo entiende bien, y no sé si entiende el significado de "vas a tener un primit@". ¿Lo entiendes? Yo todavía no lo he asimilado.


(((maca)))

Cantautor, poeta... da lo mismo

QUÉ ANDARÁS HACIENDO AHORA


Qué andarás haciendo ahora,
hecha una madeja en el sillón,
dibujando constelaciones en los huecos
de los cuadros que aún faltan por colgar.
Qué andarás haciendo ahora,
apagando las luces del salón,
probándote quizá un vestido nuevo,
planeando una huida, ver el mar.
Y yo afilando lunas, perdido en el hotel,
encontrando tus caricias en el neceser.
Y yo buscándote en el espejo azul del baño,
en la ropa cansada del armario.
Qué andarás haciendo ahora,
cansada viendo la televisión,
guardando mi paz y mis retratos,
la costumbre de dormir al lado izquierdo.
Qué andarás haciendo ahora,
maldiciendo la luz, el primer sol,
hermosa con los párpados hinchados,
regando las plantas, todos los recuerdos.
Y yo retirando hojas secas de la cama,
soñándome contigo bajo el agua.
Y yo recordando que olvidé tender la ropa,
preguntándome qué andarás haciendo ahora.



(((Ismael Serrano)))

miércoles, 2 de marzo de 2011

Un garbancito


No acabo de ser consciente de todo lo que está pasando, la vida se presenta como ella quiere y si quieres le sigues el rollo y sino... te da la patada; eso sí, siempre puedes salirte un poco de su esquema que como mucho te dará una colleja. Al final, siempré va a pasar lo que tenga que pasar, creo en esa frase y aunque a veces no entienda la mitad de las cosas... luego acaban teniendo su sentido.

Soy feliz, ¡voy a ser tía de nuevo! Estoy deseando ir a la primera ecografía del garbancito =)