La vida es un continuo trabajo: te despiertas y cada nuevo día te trae lo mismo de siempre, igual pero distinto... esa diferencia que te aporta es lo que hace que tu vida sea maravillosamente diferente.

lunes, 21 de febrero de 2011

Arrópame que hoy siento frío


No te vayas todavía. Sí ,lo sé, mañana vendrás a buscarme a la misma hora, si no es por eso por lo que no quiero que te vayas... solo quiero preguntarte una cosa. Venga, cierra la puerta pero quédate dentro. ¿Quieres tomar algo? Me queda algo de café todavía... perdona se que es tarde. ¿Te he dicho alguna vez que me gusta cuando me miras creyendote que no me doy cuenta? No me siento incómoda si me miras fijamente, si te pasas segundos que me gustaría que fueran años mirandome de arriba a abajo, delicadamente, como si no creyeras tenerme enfrente. Dime, ¿Vas a hacerme daño?
Anda, no pongas esa cara que seguro que me entiendes. Quiero decir... ¿vas a venir durante días y acabarás por dejar de hacerlo? Quiero saber si esto que me dices lo dices para ahora o para más tiempo, si la forma en la que sonríes cuando te abrazo va a ser siempre la misma. Dime, ¿vas a dejar de llamarme?
Quiero saber si llegará un día en el que ya no te parezca divertido verme llegar apurada contandote lo que me ha pasado en el día; me gustaría saber si algún día vas a dejar de soñar conmigo.
¿Piensas romperme el corazón? Bueno, mejor modifico un poco la pregunta: ¿crees que acabarás haciendome daño? Sé sincero, sueltalo; puede ser que ahora estemos agusto, puede ser incluso que nos creamos los seres más felices de la tierra pero... si crees que esto no va a acabar en algo bueno dímelo antes de que me tire a tus brazos. Si piensas que esto no acabará con luces y lazos de colores déjame, vete ahora corriendo, insultame y déjame a un lado. No contestes a mis llamadas, paseate por delante de mi cara con otra chica y procura que te importe poco hacerme daño. Si vas dejarme un día se cruel ante sconmigo, si vas a dejarme ... dímelo, así podré hacerme antes a la idea o desaparecer antes de ver que nunca vas a volver a mi lado.
No puedo creer que vayas a dejarme algún día, que llegue un momento en el que me acostumbre a tus palabras ya tus caricias. No creo que llegue el día en el que pueda odiarte, ¿sabes? Me gusta que a veces no entiendas lo que pretendo explicarte.
Bueno, al menos te he avisado, al menos podrás intuir que si esto se acaba algún día me harás mucho daño.
¿Tienes hambre? Se que es tarde pero mientras esto dure quiero eternizarlo. Quédate conmigo, está oscureciendo y no tienes prisa. ¿Preparamos algo? Hace frío, acércate, no me sueltes nunca y ... anda, haz el favor, no dejes de mirarme. Despues podemos dar una vuelta, la chaqueta que te dejaste está en mi armario, me la he puesto algún día... póntela si quieres y luego paseamos, nos perdemos por las calles y descubrimos un bar nuevo, ¿quieres? Oye, gracias por estar ahí (aquí), por mirarme como me miras y por no soltar la mano.


(((maca)))

1 comentario:

  1. este me ha conmovido.. bastante
    ahora estoy sonriendo.
    ¿no es curioso?

    ResponderEliminar