La vida es un continuo trabajo: te despiertas y cada nuevo día te trae lo mismo de siempre, igual pero distinto... esa diferencia que te aporta es lo que hace que tu vida sea maravillosamente diferente.

lunes, 20 de junio de 2011

Cuando vuelva a verte ya no habrá mares


Me tumbo en la cama, con la almohada doblada y tras la espalda me reclino y miro mis pies: sigue ahí la herida que me hice ayer con la puerta, siguen los pies que me han traído a esta casa. La sábana fresa hace contraste con el cuerpo y se deja iluminar por la luz relajante que entra; el visillo es precioso, que buen gusto tengo. Todo está patas arriba, el último exámen me ha salido mal y los vecinos no paran de hacer ruido; no molestan, ya no tengo que estudiar y ahora estoy en una nube. Como si me hubiese bebido cinco copas y todo el alcohol hubiese llegado junto y de golpe a mis venas, de estas borracheras que te amodorras y no hay quien te mueva: veo todo de colores y digo verdades.
Mañana me despido de la universidad, comeré allí con Laura para despedirnos, iré a la revisión de Economía y... hasta la vuelta. Nos vemos, con suerte.

P.D. La foto, como algunas veces, no viene a cuento pero pasó igual con las preguntas del exámen de hoy... y la foto me encanta y el exámen no.


(((maca)))

1 comentario:

  1. Disfruta Maca!!! A mí también me encanta esta foto! MUAAA

    ResponderEliminar